Skip to content
Sistema respiratorio

Las partes del sistema respiratorio y sus funciones

Todos los seres vivos poseemos un conjunto de órganos que hace posible que el intercambio de gases con la atmósfera se produzca, a este conjunto se lo conoce como aparato o sistema respiratorio. La estructura de este sistema es cambiante de acuerdo al tipo de organismo y hábitat del ser vivo. Sistema respiratorio partes.

El sistema respiratorio de los seres humanos se compone por varios órganos, cada uno cumple una función primordial para el correcto funcionamiento del mismo, es muy importante que nuestro aparato respiratorio cuente con buena salud, ya que este es fundamental para vivir.

Sistema respiratorio estructura

Las partes de este son, las fosas nasales o nariz, faringe, laringe, tráquea, pulmones, bronquios, bronquiolos, alvéolos, músculos intercostales, diafragma, pleura y cavidad pleural.

  • Fosas nasales: se trata de dos amplias cavidades, las cuales permiten que el aire ingrese y salga del organismo. En su paso por las fosas nasales, el aire es humedecido, filtrado y calentado a una temperatura determinada. El aire proveniente del exterior ingresa a nuestro aparato respiratorio por medio de estas fosas, una vez que ingreso es filtrado por las fimbrias, estos son unos pelos encargados de limpiar las partículas grandes del aire. Cuando fue filtrado, comienza el proceso de calentamiento, el cual se genera por la gran cantidad de vasos sanguíneos que se encuentran en la superficie, estos irradian calor y de este modo hace que el aire que fue inspirado llegue a los 25 grados centígrados, más allá de la temperatura del ambiente. De esta manera se evita que el aire llegue a los pulmones muy frío.
  • Faringe: esta es una estructura situada en el cuello, su estructura es en forma de tubo y se encuentra revestida por una mucosa. Debemos aclarar que la faringe es parte del sistema respiratorio y del sistema digestivo. Conectándose con la cavidad bucal, la laringe y las fosas nasales, forma parte del respiratorio. Y al conectarse con el estomago, del respiratorio.
  • Laringe: mediante este conducto se da el paso del aire desde la faringe a la tráquea y desde allí a los pulmones. Este órgano está compuesto por las cuerdas vocales, las cuales son responsables de la voz, son unos repliegues los cuales en el momento que ingresa el aire y la atraviesa vibran, produciendo la voz. La laringe está parcialmente cubierta por la epiglotis, esta es una especie de tapón que se cierra en el momento de ingerir el alimento para que este bolo alimenticio no pase al sistema respiratorio. Este cartílago se ubica sobre la glotis.
  • Tráquea: la tráquea es un conducto en forma tubular de 12 cm de longitud, situado delante del esófago, la misma es la encargada de hacer posible el paso del aire entre la laringe y los bronquios. Nuestra traque esta revestida por muchos cilios, estos son prolongaciones de la estructura tubular, estos cilios ayudan a expulsar todo el polvo que hay ingresado en las vías respiratorias hacia la faringe. También debemos mencionar que se compone por una serie de anillos cartilaginosos lo que permite que esta se encuentre siempre abierta. En su parte final se ven dos ramificaciones a las que llamamos bronquios.
  • Pulmones: los pulmones son dos órganos esponjosos, se ubican en el tórax, uno de cada lado del corazón y están protegidos por las costillas los que se encargan de permitir que se dé el intercambio gaseoso con la sangre. Debemos mencionar que el pulmón derecho es un poco más grande que el izquierdo, debido a que este ultimo comparte espacio del himitorax con el corazón, el derecho está compuesto por tres fragmentos y el izquierdo solo por dos. Estos órganos permiten el intercambio gaseoso con la sangre. El árbol bronquial que hay dentro de cada pulmón se divide en varias ramificaciones más pequeñas. Desde el origen de estos bronquios es la tráquea y los mismos se dividen en bronquios secundarios, estos a su vez se dividen en bronquios terciarios o segmentarios, los cuales se vuelven a dividir en bronquiolos. Ahora estos bronquiolos siguen con el proceso de ramificación, dándole origen al bronquio terminal, desde donde se desprenden los bronquiolos respiratorios en los cuales se ubican los sacos alveolares.
  • Bronquio: estos conducen el aire desde la traque hasta los bronquios. Son conducto fibrocartilaginoso tubular.
  • Bronquiolo: estos permiten que el aire pase desde los bronquios hasta los alveolos.
  • Alveolo: los mismos tienen su origen en el final de las ultimas ramificaciones de los bronquios, es decir en los bronquiolos respiratorios. Estos son un saco de tamaño muy pequeño en el cual se da el intercambio de gases con la sangre. La pared de estos alveolos está formada por una célula, por lo tanto es una capa unicelular muy delgada. En nuestros pulmones hay más o menos trescientos millones de alveolos y si a estos los desplegaríamos en su totalidad, alcanzaríamos cubrir una superficie de sesenta metros cuadros, gracias a esta gran superficie poder obtener todo el aire que necesitamos para poder realizar todas nuestras funciones vitales.
  • Músculos intercostales: estos músculos esta ubicados entre las costillas tal como lo indica su nombre. Son muy importantes en el momento de la inspiración, ya que estos mueven el tórax en ese momento.
  • Diafragma: es un musculo que separa la cavidad torácica de la cavidad abdominal en nuestro cuerpo. En el momento que el diafragma se contrae baja y esto hace que aumente el tamaño de la cavidad torácica, de este modo sucede la inhalación y por otro lado cuando este se relaja sube, logrando así que la cavidad torácica disminuya, provocando la inspiración.
  • Pleura y cavidad pleural: la pleura es una membrana serosa que recubre los pulmones. La misma se divide en dos capas, la pleura visceral, esta se encuentra en contacto directo con los pulmones y la pleura parietal, esta última se encuentra en contacto con la pared del tórax. Ahora bien en el espacio que comprenden estas dos capas se genera una cavidad, la cavidad pleural. En la cavidad pleural hay una presión menor a la presión de la atmósfera, de este modo es posible que los pulmones se expandan al momento de la inspiración.